¿Alguna vez se han hecho esa pregunta? ¿Por cuantos países viajo la camiseta que llevas puesta?¿Cuantas manos están involucradas? El proceso en la creación de las piezas que llevamos todos los días es bastante compleja y hay mucha gente involucrada.

La industria de la moda sobre todo el fast fashion es una de las que más contaminan el planeta. En 2015 estuve en un congreso en Barcelona sobre moda sustentable y aprendí qué como consumidores tenemos todo el poder para exigir prácticas justas dentro de las empresas dedicadas a la moda. Tenemos que comenzar a encontrar un equilibrio en nuestro consumo porque no hay otro planeta al que podamos mudarnos (por ahora).

De esta manera conocí Fashion Revolution una organización que se dedica a hacernos conscientes de todas estas cosas, un punto bastante interesante que he leído con ellos, es que no se trata de boicotear a las grandes figuras del fast fashion como son Inditex o HM que tanto amamos (al final son fuentes de empleo), pero sí es de exigir que ellos tengas procesos justos y limpios para todos los involucrados.

Queremos saber cómo y quién hace nuestras prendas favoritas, poco a poco y es algo que siempre hemos hablado, Caro, Lu y yo, estamos regresando a lo básico, queremos que nos cuenten historias, queremos saber de donde viene lo que comemos y lo mismo pasa en la industria de la moda.

Les cuento todo esto porque está semana se celebra el Fashion Revolution Week y es interesante asomarnos un poco y participar. Muchas marcas están participando y le están dando voz a las manos que trabajan en el desarrollo de los productos. Si entran en su sitio pueden leer el Manifesto de Fashion Revolution.

¡Feliz ombligo de semana!

fashionrevolution.org

 

Share